EL ESTATUTO DE LA MICROEMPRESA

 

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

CAPÍTULO 1. Principios generales y objeto.

CAPÍTULO 2. Creación de nuevas microempresas.

CAPÍTULO 3. Crecimiento de las microempresas.

CAPÍTULO 4. Mantenimiento de las microempresas.

CAPÍTULO 5. Equidad competitiva.

CAPÍTULO 6. Creación de ocupación.

CAPÍTULO 7. Entorno social.

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

DISPOSICIONES FINALES

 

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
I

 

La importancia cuantitativa de la microempresa en la realidad económica actual constituye un hecho avalado por las estadísticas. a de las condiciones de traspaso intergeneracional de las empresas o la resolución del problema de la morosidad mejorarían, en opinión de muchos expertos, substancialmente la situación.

 

II

 

La elaboración de un Estatuto específico para la microempresa obedece a la necesidad de dar respuesta a estas inquietudes en un momento en que es propicio, tanto a nivel social como económico, afrontar unas reformas en las que se debe realizar un esfuerzo imaginativo desde diversos puntos de vista y tomar iniciativas desde diferentes ámbitos de actuación.

La globalización de la economía nos obliga, antes de tomar ninguna iniciativa legislativa, a ver cual es la realidad de los países de nuestro entorno económico, donde se observa una problemática igual a la nuestra. Muestra de ello son la puesta en funcionamiento de un "Observatorio europeo de las pequeñas y medianas empresas" que depende de la Comisión Europea, el conjunto de normas que afloran en diferentes países comunitarios con respecto a aspectos puntuales de esta problemática o, más recientemente, la publicación en Francia del "Libro Blanco de la creación de empresas" en el que, con el respaldo del Presidente y del Primer Ministro de la República, se anuncia un paquete de 12 medidas para favorecer la creación de empresas y la creación de ocupación. Esta corriente de pensamiento reafirma la idea de que la realidad de las microempresas y su papel como creadoras de ocupación y garantía de crecimiento futuro ha dejado de ser una cuestión coyuntural para convertirse en una realidad estructural de nuestra economía.

El reto que planteamos es ambicioso, ya que no hay ningún antecedente de un Estatuto que intente cubrir de forma tan amplia la protección de las microempresas. En otros países, existen normas que cubren aspectos parciales de esta realidad y que nos ofrecen resultados muy alentadores en lo que concierne a su eficacia. Por este motivo, se debe emprender esta iniciativa con la voluntad de sacar adelante las reformas legislativas necesarias para su desarrollo y con el convencimiento de su efectividad.

Se ha planteado un Estatuto y no un paquete de medidas concretas, ya que un Estatuto nos permite ofrecer una visión global de la realidad y podemos agrupar en un sólo texto todas las medidas en bloque, facilitando tanto su difusión, como un conocimiento generalizado y su posterior aplicación.

 

III

 

Existen numerosos parámetros para definir el concepto de "microempresa" que además pueden diferir mucho según el sector de actividad que analicemos: facturación, número de trabajadores, volumen de activos o índice de producción ; éstos podrían ser algunos de los elementos válidos para concretar dicho concepto.

No obstante, el hecho de intentar encontrar un criterio único y claro para delimitarlo nos ha hecho optar por el criterio estadístico del número de trabajadores contratados como punto de referencia más representativo de la dimensión de explotación económica que pretendemos reflejar. Así, a efectos de este documento, entenderemos como microempresa aquella actividad empresarial y/o profesional que se ejerza con un número máximo de diez trabajadores contratados, independientemente de que esté organizada en forma de persona física o jurídica. Como segundo parámetro y para corregir los efectos de referenciar con una única magnitud, se debería fijar un límite según el volumen de facturación que equilibrase esta dimensión.

A pesar de que exista un límite obligado para situar el contexto de esta norma, deberíamos plantear el Estatuto de la microempresa para aquel tipo de empresa en el que lo esencial no sea la medida, evidentemente pequeña al inicio, sino su aspecto innovador, imaginativo y dinámico, caracterizado por su transitoriedad. Concebida más como un proceso dirigido hacia un tipo de empresa más convencional que no por su dimensión.

Es importante tener claro este concepto, ya que son su propias características, tan diferenciadas, las que hacen muy conveniente el establecimiento de una regulación legal que las tenga en cuenta, a parte de aquellos aspectos que son comunes a todas las empresas, y aquellos que sólo son comunes a la pequeña empresa.

 

IV

 

De acuerdo con lo anterior, el presente Estatuto se estructura en siete capítulos que se ordenan según el impacto, las medidas más importantes para conseguir un entorno que fomente una figura vital en nuestra economía.

En el capítulo I se recogen los principios generales que inspiran este Estatuto y se hace una definición de lo que se considerará una microempresa. El capítulo II recoge aquellas medidas que conducirán a estimular la creación de nuevas microempresas, destacando el desarrollo de la "ventana única" y la creación de un único código de Identificación, mientras que en el capítulo III se detalla las iniciativas necesarias para favorecer el crecimiento de las microempresas.

En el capítulo IV, que trata sobre las medidas favorecedoras del mantenimiento de las microempresas, se desarrolla la problemática de su elevada mortalidad, uno de los factores de mayor importancia para conseguir la estabilidad necesaria que permita maximizar el crecimiento económico.

En el capítulo V se regulan los aspectos a tener en cuenta para conseguir una equidad competitiva, reforzada por el concepto de neutralidad fiscal y seguridad jurídica en la tributación, llegando, en definitiva, a un sistema que grave la generación de riqueza, y no el simple ejercicio de una actividad.

En el capítulo VI se recogen aquellas medidas necesarias para generar empleo entre las microempresas y finalmente, en el capítulo VII, se formula el entorno social de la empresa y, en especial, el compromiso del mundo político a favor de la microempresa.

 

ppujar.gif (990 bytes)      pujar.gif (963 bytes)

 

CAPÍTULO I
Principios generales y objeto

 

Artículo 1.- Objeto y ámbito de aplicación

1.- La presente norma regula las medidas de fomento de las microempresas, entendidas como aquellas empresas, residentes en territorio español, que tengan un límite máximo de diez trabajadores contratados de acuerdo con la normativa laboral vigente en cada momento.

2.- A pesar de lo dispuesto en el punto anterior, debido a que el concepto de microempresa debe corresponder a una evolución y no a una situación estática, el gobierno se encargará de nombrar una Comisión donde estarán representados la Administración y las Organizaciones Empresariales representativas de las microempresas, para definir con mayor precisión el colectivo de empresas que se vea afectado por esta norma, independientemente del número de trabajadores.

3.- Así mismo, el gobierno podrá establecer otros límites cuantitativos ajustados a los diferentes sectores de actividad, de acuerdo con las Organizaciones representativas de sus intereses, para recoger mejor los rasgos diferenciales de cada actividad.

4.- Para garantizar la correcta aplicación de las medidas contenidas en el presente Estatuto, se creará un Registro de Microempresas en el que quedarán inscritas las empresas que cumplan con los requisitos de volumen y temporalidad que se fijen de acuerdo con lo previsto en el punto dos anterior.

 

Artículo 2.- Principios generales

Los principios generales que inspiran la presente norma son los siguientes:

Motivar a las personas con iniciativa, especialmente a los jóvenes y a los parados, para que inicien el desarrollo de una actividad empresarial o profesional.

Crear un entorno favorable para la consolidación y el crecimiento de las actividades que nazcan o que ya existan.

Promover medidas que faciliten la creación de empleo, flexibilizando la normativa laboral como consecuencia de las necesidades y características específicas de las microempresas.

Fomentar la continuidad de las microempresas con medidas que faciliten la transmisión de estas empresas.

 

Artículo 3.- Correcciones normativas

El gobierno se compromete a llevar a cabo las reformas legislativas precisas para desarrollar el presente Estatuto en su totalidad.

 

 

   ppujar.gif (990 bytes)      pujar.gif (963 bytes)

 

CAPÍTULO II
Creación de nuevas microempresas

 

Artículo 4.- Simplificación administrativa

La Administración fomentará la coordinación en una sola Entidad Pública, ya sea local o autonómica, de todas las gestiones y trámites necesarios para poder iniciar una actividad. En dicha Entidad, mediante una ventana física o virtual, se facilitará todo tipo de información previa que haga referencia a los requisitos necesarios para iniciar la actividad y se podrán resolver todos los requisitos que de forma genérica o de manera específica, según la actividad que se tenga que desarrollar, se deberán cumplir según la normativa vigente en cada momento.

Para la obtención de licencias y autorizaciones actuará siempre el principio de silencio administrativo positivo, si en un plazo de treinta días la Administración no ha notificado a la empresa comunicación en sentido contrario.

 

Artículo 5.- Unificación del Código de Identificación

El gobierno llevará a cabo las medidas necesarias para establecer un nuevo sistema de Código Personal unificado por todas las Administraciones Públicas, ya sean fiscales, laborales o civiles.

 

Artículo 6.- Fomento de nuevas empresas

La Administración coordinará medidas que fomenten la creación de nuevas empresas, mediante programas de formación y apoyo para ayudar a dar viabilidad a los proyectos.

Así mismo, se potenciará entre las diferentes Administraciones Públicas, la concesión de ayudas económicas destinadas a apoyar de forma efectiva a los emprendedores, y de manera especial al colectivo de jóvenes y parados.

 

Artículo 7.- Limitación de la responsabilidad patrimonial del emprendedor

Se establecerá el sistema legal que limite la responsabilidad patrimonial del empresario no societario a unos determinados bienes, con los que responderá de su actividad empresarial, preservando el resto de bienes privados de las responsabilidades que se deriven del ejercicio de esta actividad.

Para conseguir este objetivo, se creará un registro público, que dependerá de los Registros Mercantiles, y en el que se inscribirán los bienes afectos a las actividades empresariales.

 

 

Artículo 8.- Promoción del encuentro de la oferta y la demanda de nuevos proyectos de inversión, potenciando su financiación

La Administración potenciará fórmulas que faciliten el encuentro y la integración de los inversores y emprendedores para crear un mercado de iniciativas donde se concreten, de esta forma, la generación de nuevos proyectos empresariales, así como las vías de financiación correspondientes.

Se fomentará el papel de las organizaciones empresariales como punto de encuentro, y las nuevas tecnologías como vehículo de comunicación, y se garantizarán vías de financiación adecuadas.

 

Artículo 9.- Fomento de los mecanismos de financiación específicos para las microempresas

Se tomarán las medidas adecuadas para garantizar la disponibilidad de recursos del sistema financiero dirigidos de manera específica a las microempresas, tanto mediante líneas de créditos preferentes para financiar inversiones, como para la realización de operaciones corrientes.

El gobierno se compromete a llevar a cabo las medidas legislativas necesarias para otorgar beneficios fiscales dirigidos especialmente a crear bolsas de capital destinadas a financiar proyectos para las microempresas, como los Fondos de Capital.

 

   ppujar.gif (990 bytes)      pujar.gif (963 bytes)

 

CAPÍTULO III
Crecimiento de las microempresas

 

 

Artículo 10.- Fomento de medidas para favorecer el crecimiento de las microempresas

La Administración establecerá medidas laborales, fiscales y financieras que faciliten y hagan atractivo el crecimiento de las empresas, con el fin de que el salto de microempresa a pequeña empresa no sea traumático ni se limite su evolución, estableciendo al efecto los regímenes transitorios necesarios.

 

Artículo 11.- Promoción de estructuras compartidas dirigidas al fomento de acuerdos competitivos de compra y al acceso a mercados internacionales

La Administración potenciará el uso de estructuras compartidas mediante la creación de grupos o consorcios, tanto para fomentar acuerdos competitivos de compras, como para facilitar a las microempresas el acceso al mercado exterior con la creación de departamentos de exportación compartidos.

 

Artículo 12.- Fomento de una normativa que dificulte la morosidad

Se regulará una nueva legislación concursal que aumente las garantías procesales de los acreedores, así como el procedimiento judicial de reclamación de los créditos morosos, potenciando la fórmula del arbitraje como mecanismo para agilizar y hacer efectivas las demandas por impagos.

Así mismo, se garantizará la igualdad entre todo tipo de deudas, suprimiendo los privilegios de los créditos a favor de las Administraciones Públicas.

Se creará y regulará la figura de los Tribunales Especiales de Comercio, con la participación de representantes del estamento mercantil, que actuará como jurisdicción especializada para todas las cuestiones jurídico-mercantiles.

 

Artículo 13.- Adaptación de los currículums formativos a las necesidades de las microempresas

El gobierno llevará a cabo las medidas adecuadas para adaptar la formación de los profesionales, tanto en la educación secundaria como en la educación superior, a las necesidades de las empresas, incluyendo en los planes de estudios, un módulo de formación empresarial.

 

Artículo 14.- Control medioambiental y capacidad de las microempresas

La Administración, en el ámbito de su capacidad normativa, legislará aquellas medidas necesarias para que sea compatible la obligatoriedad de protección del medio ambiente con la capacidad técnica y económica de las microempresas.

 

Artículo 15.- Creación de Centros de Recursos Empresariales independientes de la Administración

Reglamentariamente, se desarrollará una norma que facilite la financiación y la prestación de servicios de información y de localización de recursos para las microempresas, mediante organizaciones empresariales u otras entidades intermedias que potencien los programas de incorporación de titulados en las empresas, de movilidad inter-empresas y de empresas y universidades.

 

 

   ppujar.gif (990 bytes)      pujar.gif (963 bytes)

CAPÍTULO IV
Mantenimiento de las microempresas

 

Artículo 16.- Potenciación de las inversiones empresariales

El gobierno garantizará el apoyo para la inversión empresarial mediante la aplicación de beneficios fiscales, para mantener la competitividad de las empresas.

En ningún caso se podrá considerar base imponible del Impuesto que grave los beneficios empresariales, la plusvalía generada por la venta de un activo, siempre que el importe de la venta sea reinvertido en uno o varios activos necesarios para ejercer la actividad de la empresa.

 

Artículo 17.- Fomento de la autofinanciación de las microempresas

La Administración se compromete a fomentar la autofinanciación de las empresas con medidas fiscales que garanticen un trato impositivo que libere de coste la parte del excedente empresarial que se destine a la financiación del activo, frente a aquel que retribuya al capital.

 

Artículo 18.- Regulación de los plazos de cobro y pago

Reglamentariamente, se fijarán los plazos máximos de cobro y pago que serán considerados normales en las relaciones comerciales entre empresas.

Cuando la Administración se relacione con las empresas en el ámbito comercial, deberá someterse a los mismos plazos.

En caso de que se superen dichos plazos, los acreedores deberán abonar intereses si el deudor es una microempresa.

 

Artículo 19.- Fomento de la continuidad de las empresas

La Administración General del Estado y las Administraciones Autonómicas, desarrollarán las normas destinadas a facilitar la sucesión con continuidad de las microempresas, independientemente de que ésta se base en vínculos familiares o no, y de que lo sea por actos "inter vivos" o "mortis causa".

 

Artículo 20.- Potenciación de la cultura de la formación continua, de la innovación y del espíritu emprendedor

La Administración potenciará programas de formación continua, ampliando las dotaciones de recursos económicos y procurando que esta formación se ajuste a las necesidades profesionales y de innovación de cada sector de actividad.

Se garantizará que los fondos destinados a la formación del entorno de las microempresas no sean inferiores al importe de las cotizaciones que por este concepto la Administración haya ingresado.

 

 

   ppujar.gif (990 bytes)      pujar.gif (963 bytes)

CAPÍTULO V
Equidad competitiva

 

Artículo 21.- Defensa de la empresa ante la fuerza de los grandes grupos empresariales

La Administración procurará que se establezca la libre competencia, dictando las normas necesarias para evitar las situaciones de monopolio y abuso de poder de los grandes grupos empresariales, sin que estas medidas representen situación alguna de privilegio de unas empresas sobre las otras, y buscando siempre el interés general.

Con el fin de garantizar esta igualdad de oportunidades, se fijará un porcentaje anual mínimo de contratación de microempresas que todas las Administraciones deberán cumplir en sus licitaciones y adquisiciones.

 

Artículo 22.- Seguridad jurídica en la tributación

El gobierno se responsabilizará de promover el consenso necesario para garantizar un entorno fiscal estable, de forma especial en la redacción de aquellos impuestos básicos del sistema tributario.

 

Artículo 23.- Garantía de neutralidad del sistema fiscal

Reglamentariamente, se desarrollarán las medidas necesarias para garantizar el principio de neutralidad del sistema fiscal, haciendo que sea equivalente la tributación de los rendimientos empresariales, independientemente de la forma jurídica adoptada por la empresa.

 

Artículo 24.- Fomento de una fiscalidad basada en criterios económicos

Las normas fiscales deberán adaptarse a los criterios de valoración económicos recogidos en la normativa contable, de forma que en ningún caso los criterios fiscales puedan determinar bases imponibles superiores a las que resultarían de aplicar los primeros.

 

Artículo 25.- Eliminación de gravámenes por el simple ejercicio de actividades

La Administración llevará a cabo las modificaciones tributarias necesarias para eliminar todos los tributos que graven el simple ejercicio de una actividad.

Se establecerá un Impuesto de Actividades Económicas simbólico, con un carácter eminentemente censal, y se substituirá el actual impuesto por un recargo sobre la imposición directa dirigida al municipio donde se ejerza la actividad.

 

 

   ppujar.gif (990 bytes)      pujar.gif (963 bytes)

CAPÍTULO VI
Creación de empleo

 

Artículo 26.- Contrataciones

La Administración, con el fin de favorecer la ocupación y el crecimiento de las microempresas, dictará las medidas necesarias para facilitar las primeras contrataciones, estableciendo un contrato por el lanzamiento de nuevas actividades durante los tres primeros años de inicio de una nueva actividad.

Así mismo, se creará una Comisión de Contratación donde estarán representadas las organizaciones empresariales representativas de las microempresas y las organizaciones sindicales, que harán propuestas sobre los tipos y condiciones en las que las microempresas podrán contratar y descontratar con flexibilidad y temporalidad.

 

Artículo 27.- Flexibilidad en las condiciones contractuales

Reglamentariamente, se desarrollarán las medidas necesarias para dotar a las normas laborales aplicables a las microempresas de la flexibilidad en las condiciones de trabajo que garanticen su adaptación a las condiciones del mercado.

 

 

   ppujar.gif (990 bytes)      pujar.gif (963 bytes)

CAPÍTULO VII
Entorno social

 

Artículo 28.- Revalorización del papel del emprendedor

La Administración procurará crear un entorno favorable a la revalorización social de la figura del empresario como creador de empleo y riqueza, destacando la importancia de su papel en la estructuración de la economía del país.

 

Artículo 29.- Compromiso del mundo político a favor de la microempresa

Se establecerá el proceso de creación de una comisión parlamentaria permanente que estudie la incidencia que nuevas disposiciones puedan tener sobre el desarrollo de microempresas, de forma que todo texto legislativo deba ir acompañado de un estudio de impacto sobre las microempresas.

 

 

   ppujar.gif (990 bytes)      pujar.gif (963 bytes)

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

 

Disposición transitoria única.- Se fija un plazo máximo de dos años para que el gobierno lleve a cabo las correcciones normativas previstas en el artículo 3 del presente Estatuto.

 

 

   ppujar.gif (990 bytes)      pujar.gif (963 bytes)

DISPOSICIONES FINALES

 

Disposición final única.- La presente norma entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial del Estado.

 

Adhiérase al Estatuto

ppujar.gif (990 bytes)      pujar.gif (963 bytes)